Prácticas de Atención

Estos audiovisuales son una oportunidad para estar serena y agradablemente contigo mismo. Una oportunidad para que reposes en la inocencia de los ojos azules de un bebé, contemples el río de los pensamientos gozando de su sonido y puedas descubrir tu propia y serena actitud interna al visualitzar las diferentes imágenes cuidadosamente escogidas.

Para poder saborear una rica contemplación, nuestro sugerimiento es que tengas en cuenta esta previa disposición:

Siéntate, cómodo, con la espalda bien recta, que no rígida…relájate.

Cierra un momento los ojos y, a continuación, enfoca la atención a tu respiración. Síguela con naturalidad, respirando suave y completamente hasta llegar a tener un ritmo calmo…

Cuando  creas que has llegado a este estado de tranquilidad, abre lentamente los ojos y, en la sintonia en la que te encuentres, inicia la visualización del audiovisual que hayas escogido.

De todo corazón, te invitamos a contemplar estas imágenes con el deseo y
el convencimiento que te aportaran una ligera y agradable apertura de espíritu.